FORTANETE

FORTANETE

 

CRA ALTO MAESTRAZGO.

Av. Maestrazgo, 3

Cantavieja

44140 TERUEL

En la comarca turolense del Maestrazgo, entre montañas y pinares, se localiza el municipio de Fortanete, pequeño pueblo serrano, apacible y acogedor, que antaño fue una villa bien poblada, industriosa y próspera. En la actualidad sus vecino se dedican principalmente a actividades agrícolas y ganaderas, con un sector turístico incipiente. El pueblo se halla situado en el valle del río Fortanete, al resguardo de dos robustas alineaciones montañosas, la Sierra de La Cañada y las Sierras de Tarrascón- Las Lastras. En sus cumbres, aplanadas y macizas, por encima de 1700 metros de altitud, nacen los tajos que numerosos barrancos han excavado en sus laderas a modo de profundas muescas esculpidas pacientemente a lo largo de millones de años. Su paisaje vegetal es típicamente de montaña calcárea mediterránea, con abundante vegetación forestal, bien poblado de pinares y pastizales donde el suelo lo permite. El pino silvestre, acompañado de sabina rastrera (chaparra), corona las sierras y áreas más elevadas del término. Ésta es la tierra del rovellón. En los alrededores de la población el boj es el elemento vegetal más abundante. Por otro lado, el pino negral coloniza los montes a menor altitud, con un cortejo de enebros, sabinas negrales y todo un amplio elenco de vegetación adaptada a estas condiciones de montaña. Un hábitat idóneo para una abundante y variada fauna silvestre entre la que no falta el jabalí, el zorro o la cabra montés, con el buitre leonado escudriñando desde los límpidos cielos. Por su situación geográfica, Fortanete posee un clima propio de montaña con claras influencias mediterráneas. Sus inviernos son fríos y rigurosos, con frecuente presencia de la nieve. Los veranos suaves, soleados y muy agradables apropiados para el esparcimiento y disfrute de la naturaleza. Las estaciones más lluviosas son el otoño, periodo breve pero particularmente apacible, y los últimos meses de primavera, coincidiendo en este caso con una autentica eclosión de vida y color.